Espectáculos

Kim Kardashian, demandada por asegurar que su mobiliario falso era de un famoso diseñador

Todo lo que una influencer diga en uno de sus vídeos podrá ser utilizado en su contra. Al menos así ha surgido la última demanda a la que se enfrenta Kim Kardashian, en la que la testamentaría de un artista y diseñador ha decidido denunciarla debido a un vídeo que la empresaria y socialite grabó hace años.

En dicho vídeo de 2022, Kimberly hacía un recorrido para todos sus seguidores —hoy por hoy cuenta con casi 365 millones de followers— por las oficinas de su compañía SKKN. Y en varios momentos señalaba parte del mobiliario asegurando que el mismísimo Donald Judd los había hecho. En especial, una mesa y un juego de sillas de las que presumía.

Sin embargo, los herederos de Donald Judd, un renombrado artista por sus esculturas y piezas de diseño único de carácter minimalista y moderno, que falleció en 1994, explicitan que la milmillonaria estaba mintiendo, pues esos muebles no habían sido ideados ni creados por el famoso diseñador.

Según los documentos de la demanda, los cuales ha obtenido el portal de noticias TMZ, la fundación que se encarga de preservar el trabajo de Judd afirma que Kim Kardashian obtuvo dichas piezas a través de una empresa llamada Clements Design, formada por el equipo de diseño de la empresaria y también demandada, si bien no especifica si la celebrity sabía o no que sus piezas no eran originales.

Sea o como fuere, y desafortunadamente para Kim, desde la fundación y en la demanda se detalla cómo dichas piezas eran imitaciones, y dado que Kim las promocionaba como originales ha llevado a una devaluación mediática del trabajo del diseñador, empañando su reputación y su legado.

No está claro cuánto están pidiendo los herederos de Donald Judd por daños y perjuicios, pero sí que en la demanda consta que exigen a Kim la eliminación de dicho vídeo de las redes, que se retracte públicamente de sus afirmaciones de que dichos muebles eran originales de Judd, así como que el pago quieren que provenga de Clements Design, no de la socialite.

Desde Clements Design aseguran estar sorprendidos: “Este problema nos llegó hace más de un año. Nos comunicamos con los abogados de la Fundación Judd y les explicamos claramente las diferencias obvias entre las mesas y sillas de la oficina de Kim y las mesas y sillas de la Fundación Judd”.

Según la empresa, el anterior abogado de la fundación lo comprendió, pero que ahora les ha llegado esta nueva demanda de un tema que daban por zanjado. “Nos esforzamos muchos para resolver este problema de manera amistosa en aquel entonces pero la Fundación Judd no estaba dispuesta a llegar a un acuerdo en términos razonables. Estas reclamaciones no tienen ningún fundamento”, han dicho.

Fuente

Publicaciones Relacionadas

Kanye West ya se ha quitado su alianza de bodas

Kim Kardashian no tenía en sus planes una relación con Pete Davidson

Saint West, el nuevo miembro del clan Kardashian