Espectáculos

Kim Kardashian se rompe al hablar de su divorcio con Kanye West: “Me siento una fracasada”

Kim Kardashian no atraviesa su mejor momento. Cuatro meses después de firmar los papeles de su divorcio con el rapero Kanye West, la socialité trata de afrontar la tormentosa separación. Y a esto se suma que, pese a esforzarse, parece que sus estudios de Derecho le están costando más disgustos de los que pensaba. 

Así ha podido comprobarse en la última entrega del reality que la empresaria protagoniza, Keeping Up With The Kardashians, donde esta rompe a llorar, presa de los nervios, porque dice sentirse “una fracasada”.

La líder del clan más conocido de la televisión fantasea con convertirse en una reputada abogada para ayudar, así, a los colectivos desfavorecidos. Es por ello que, siguiendo los pasos de su padre, Robert Kardashian, esta comenzó a estudiar la carrera de Derecho en una universidad de Los Ángeles. Sin embargo, los resultados de sus trabajos no están siendo los esperados.

Para poder seguir con sus estudios, la empresaria lleva un año preparándose para realizar un examen llamado baby bar que, junto con unas prácticas de cuatro años en un bufete de abogados, le permitirían graduarse. Pero, muy a su pesar, no ha conseguido los puntos que se exigían para lograr el aprobado. 

La influencer obtuvo 474 puntos de los 560 que necesitaba. “No pasé el preliminar del examen”, afirma en el programa durante una conversación con sus hermanas. “Si tomas [la carrera de abogado] de la manera que yo lo estoy haciendo, es un programa de cuatro años en vez de uno de tres años. Después de un año, tienes que tomar [el examen] preliminar. De hecho, este es más difícil, según me dicen, que el examen oficial”, explica.

“Soy una fracasada. No aprobar te desmoraliza, te dan ganas de irte”, dice, entre lágrimas y siendo apoyada por sus hermanas: “Siento que nuestro padre estaría verdaderamente orgulloso de ti de todas maneras”, le responde Kourtney.

Además, la empresaria también se autodefine como una “perdedora” por fracasar en su matrimonio con Kanye West, quien lidia con serios problemas de salud mental. “Me siento un puto fracaso y es mi tercer jodido matrimonio. Sí, me siento como una perdedora”, dice Kim al respecto.

“Tendría que tener a una mujer que apoya todos sus movimientos y viaja con él y lo hace todo con él, y yo no puedo”, se lamenta, visiblemente dolida. “No puedo ni pensarlo. Quiero ser feliz”, zanja.

Fuente

Publicaciones Relacionadas

Kim Kardashian reacciona a la relación de su ex, Kanye West con la modelo Irina Shayk

El robo a Kim Kardashian: joyas, una bata de baño, armas y otros detalles que le contó a la Policía

Kim Kardashian ya ha superado el ecuador de su carrera universitaria de Derecho

%d bloggers like this: