Comunidad Informativa
Interes

Estos son los nuevos síntomas relacionados con la COVID-19


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), han añadido seis síntomas más al listado de los relacionados con el coronavirus SARS-CoV-2.

Y es que una de las dificultades con las que se han encontrado los profesionales para controlar el brote de coronavirus ha sido los síntomas tan vagos y variados que presentan los infectados. Con un período de incubación promedio de alrededor de cinco días, las personas contagiadas con el coronavirus pueden transmitir la enfermedad mucho antes de darse cuenta de que están infectadas y exhiben síntomas. Una vez que la enfermedad se afianza en el organismo, puede variar desde una enfermedad grave y neumonía hasta aparentemente ningún síntoma (pacientes asintomáticos), lo que hace que sea muy difícil identificar y poner en cuarentena a las personas contagiadas sin instalaciones de prueba adecuadas. De hecho, los investigadores estiman que el número de asintomáticos oscila entre el 25 y el 50%, lo que probablemente explica gran parte de la rápida propagación mundial de la enfermedad.

Los primeros síntomas más significativos de la enfermedad y de los que llevamos dando buena cuenta desde hace meses, son: fiebre, tos seca y persistente y falta de aliento. A medida que la pandemia ha continuado desarrollándose, han surgido nuevos síntomas y, en este momento, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han concluido por añadir seis nuevos síntomas para la COVID-19 en su página web oficial.

¿Cuáles son los nuevos síntomas?

  • Temblores o escalofríos
  • Resfriado
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida de sabor u olfato

 

Según los CDC, estos síntomas “pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus”. Uno de los síntomas más destacados de estos nuevos añadidos a la lista es precisamente la pérdida de sabor u olfato, algo que los expertos en salud sospechaban que era un síntoma temprano desde hace algunas semanas.

Los CDC también han señalado que solo se debe buscar atención médica si se experimentan “signos de advertencia de emergencia para COVID-19”, que incluyen dificultad para respirar, dolor persistente o presión en el pecho, confusión o incapacidad para despertar, o labios o cara azulados. Otros síntomas que se han asociado con la enfermedad incluyen diarrea, sarpullido en la piel y fatiga.

Los síntomas de gran alcance demuestran por qué las medidas de distanciamiento social son tan importantes durante la pandemia, ya que los portadores de la enfermedad que tienen síntomas leves o sin síntomas pueden no ser conscientes de transmitir la enfermedad a otros. Si bien muchos se recuperarán de la COVID-19, tal y como muestran las sombrías estadísticas, es una enfermedad mortal que puede desencadenar una patología grave incluso en personas aparentemente jóvenes y sanas, por lo que es de vital importancia aplanar la curva al quedarse en casa durante el pico del brote.

Recordemos que los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a animales, pero algunos de ellos, tienen la capacidad de transmitirse también a las personas. La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus y tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

 

Descifrando el genoma de COVID-19

Utilizando el aprendizaje automático, un equipo de científicos informáticos y biólogos occidentales ha identificado una firma genómica subyacente para 29 secuencias de ADN COVID-19 diferentes. Esta nueva herramienta permitirá a los investigadores clasificar rápida y fácilmente un virus mortal como COVID-19 en solo minutos, un proceso y un ritmo de gran importancia para la planificación estratégica y la movilización de necesidades médicas durante una pandemia. El estudio también apoya la hipótesis científica de que COVID-19 (SARS-CoV-2) tiene su origen en murciélagos como Sarbecovirus, un subgrupo de Betacoronavirus.

 

Referencia: CDC



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Conejo, desciframos su lenguaje corporal para entenderle

Veneno de tarántula contra el dolor

Comunidad Informativa

Razones científicas para reír – La risa adelgaza

Comunidad Informativa
A %d blogueros les gusta esto: