Interes

Encuentran un planeta que vive fuera del disco de la Vía Láctea


¿Cómo se ha descubierto el exoplaneta?

El telescopio espacial de caza de planetas TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) de la NASA fue el responsable del descubrimiento: un exoplaneta orbitando una estrella que se precipita hasta 5.870 años luz sobre el plano galáctico. Esta misión se encarga de examinar todo el cielo, buscando planetas alrededor de las estrellas más brillantes, de ahí que lo normal es que localice planetas dentro de nuestro vecindario galáctico.

Su estrella, LHS 1815, es una enana roja, una bombilla tenue de una estrella de la mitad del tamaño y masa del Sol, ubicada a unos 97 años luz de distancia en la constelación de Pictor o el caballete del Pintor. Es tenue e irradiando solo el 4% de la luz del Sol.

Los científicos tomaron espectros muy precisos de la estrella a lo largo del tiempo para determinar la masa del planeta: a medida que orbita la estrella, la gravedad del planeta tira de la estrella; así, mientras el planeta dibuja un gran círculo, la estrella realiza uno pequeño. Eso crea un efecto Doppler en la luz de la estrella, que se puede medir en los espectros.

El planeta, descubierto por el método de tránsito, circunda la estrella, pasando directamente frente a ella una vez por órbita. Bloquea una pequeña cantidad de luz de la estrella, creando una disminución en su brillo, precisamente lo que revela su presencia. A partir de la cantidad de luz bloqueada, los astrónomos pudieron medir el tamaño del planeta. Según los datos recibidos, probablemente se trate de un mundo rocoso e increíblemente denso, porque dentro de esa esfera de un tamaño similar a nuestra Tierra (es, 1,088 veces el tamaño de la Tierra) acumula hasta 8,7 veces su masa.

Casi cuatro veces más denso que la Tierra. ¿Es posible que fuera un planeta mucho más grande en el pasado? Desconocemos este extremo. Lo que sí es emocionante es que este es el primer planeta de disco grueso que se encuentra en los datos de TESS y, con suerte, se detectarán muchos más. Si podemos encontrarlos, también podrían estudiarse para descubrir cómo evolucionan los exoplanetas en diferentes partes de la galaxia.

Dejamos una pregunta en el aire. ¿Podría este exoplaneta haberse formado en otra galaxia?

 



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Los móviles más vendidos de toda la historia

Estos son los ponentes de Homo curiosus

¿qué indica la forma de tu trasero sobre tu salud?

%d bloggers like this: