Comunidad Informativa
Deportes MLB

Un Jokic sin oposición decide la 'batalla de los segundos'



Estos partidos cuentan porque la Regular Season cuenta. Con sus picos y sus valles, sus noches en las que el calendario te aprieta más que el rival y todo lo que siempre ha supuesto un tramo agotador de 82 partidos. Pero cuenta. Y Nuggets y Raptors se enfrentaban en Denver con la certeza de que es así, y así será en marzo y la primera mitad de abril. Ambos pelean por ser segundos de sus Conferencias, los primeros lejos de los Lakers (cinco partidos y medio con respecto a un rival que hasta ahora ha perdido 13 y le quedan 23), los segundos lejísimos de los Bucks (diez partidos con respecto a un rival que vive en otra galaxia). Ganaron los Nuggets (133-118) porque jugaban en casa, venían escaldados tras ser aplastados por los Clippers y se enfrentaban a un rival que sigue acumulando días de baja de sus actores principales. Esta vez no jugaron ni Fred VanVleet ni Serge Ibaka ni un Marc Gasol que sigue a punto de volver (ya lo estaba antes del All Star Weekend) pero que enlaza ya 13 partidos seguidos fuera de las pistas.

Sin Marc ni Ibaka era fácil imaginar que los Raptors tendrían un día duro contra Nikola Jokic. Y así fue: 23 puntos, 18 rebotes y 11 asistencias del serbio, efectivo (8/11) y sin forzar en un ataque que fluyó de dentro hacia fuera y que arrancó con un 9/9 en triples (cinco de Jamal Murray: 17 puntos en el primer cuarto y 22 en total) en los once primeros minutos. Camino de igualar su tope de asistencias de la temporada (38), los Nuggets acumularon también algunas pérdidas que mantuvieron en el partido a unos Raptors que siempre están ahí (73-69 al descanso). De hecho no llegó hasta el último cuarto (al que se llegó 100-96) el tirón definitivo, en el que tuvo mucho que ver desde el banquillo Michael Porter Jr y en el que fueron determinante los triples anotados por Grant y Craig.

Los Raptors sobrevivieron de la mano del mejor Anunoby (32 puntos, 7 rebotes y 7 robos) y con los puntos de Norm Powell (24) y el liderazgo de Lowry (17+5+8 asistencias). Pero ni tenían peso en las zonas ni contaron con un buen Siakam. El camerunés (16 puntos, 7 rebotes) sigue dejando sensaciones contradictorias cuando tiene que asumir mucho protagonismo en ataque. Con el tiro exterior torcido hace tiempo, se ve obligado a acciones forzadas en penetración que le convierten en previsible y fácil de, como mínimo, controlar. Sigue teniendo una gran estrella dentro, pero los Raptors le van a necesitar ya en esa versión en primavera, cuando lleguen los playoffs. Ahora, los de Nurse (el campeón, que nadie lo olvide) tienen solo medio partido de ventaja sobre los Celtics mientras que los Nuggets siguen en empate absoluto con los Clippers (y con los Rockets en el cogote). En juego, el factor cancha en una hipotética segunda ronda de las eliminatorias. ¿Es poca cosa? No: la Regular Season cuenta, vaya que sí.



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Preocupación por Messi tras perderse entrenamiento

Pabellón Fama evalúa expedientes de futuros inmortales 2020

Choque entre Aaron Rodgers y Tom Brady como plato principal en la acción dominical de la NFL

A %d blogueros les gusta esto: