Comunidad Informativa
Deportes MLB

Twitter, videojuegos, vino… así pasan la cuarentena en la NBA



El pasado día 12, el positivo por coronavirus de Rudy Gobert suspendió de manera indefinida la temporada de la NBA. El pívot francés fue el primer contagiado de una Liga que vive una situación inédita que no sabe cómo ni cuándo va a reanudarse ni si realmente va a hacerlo, un escenario que de momento no se contempla y que nadie quiere. Tras el jugador de los Jazz, su compañero de equipo Donovan Mitchell y Christian Wood, de los Pistons, dieron también positivo, por lo que las medidas de seguridad aumentaron dentro de una competición que ha mandado a todos sus baloncestistas a casa mientras decide como enfrentar esta crisis.

Han pasado cinco días desde que se tomó esta decisión y se siguen tomando nuevas medidas y manejando diferentes escenarios de cara a una reanudación de la temporada que, según Adam Silver y toda la plana mayor de la NBA, se quiere llevar a cabo. Eso sí, la peor parte es, como para el resto de la sociedad, la de estar en casa. Los jugadores, protagonistas de este deporte, están acostumbrados a disputar un mínimo de 82 partidos por temporada, viajar continuamente de una ciudad a otra, prácticamente no pisar su residencia habitual y tener un nivel vida frenético en la que nunca están muchos días seguidos en el mismo sitio.

Uno de los que ha definido perfectamente el estado en el que se encuentran los baloncestistas ha sido Trae Young, al que se le ha visto lanzando calcetines a la papelera como si de una canasta se tratase atraviado con la camiseta del último All Star. El base de los Hawks ha dicho encontrarse “aburrido” y no parece que le haga gracia la perspectiva de estar mucho tiempo en casa. Otros como Luka Doncic han puesto elocuentes emoticonos que dan a entender que están mucho tiempo jugando a la Play Station o a otros videojuegos, algo que también hace Donovan Mitchell, uno de los afectados y que se encuentra en la más absoluta soledad debido a su positivo.

Los ha habido más originales; LeBron James, aficionado al vino, ha pedido un compañero para beber en redes. Ja Morant se ha vestido como si fuera a jugar un partido y ha realizado graciosas demostraciones en su casa… y todos, prácticamente sin excepción, han echado mano de las redes sociales en estos momentos. Los mensajes en Twitter, bien para avisarte de que te queden en casa o para mostrar lo que cada uno está haciendo en un momento determinado, están siendo una constante que ayuda a que el tiempo pase más rápido… y que, de paso, entretienen al aficionado, que se ha quedado sin NBA pero no sin sus ídolos.



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Épicos Nuggets: ganan en Utah con 7 jugadores y un Jokic colosal

Comunidad Informativa

¿Los Kings pasaron de Doncic por culpa de su padre? Ellos lo niegan

Comunidad Informativa

Resúmenes y resultados de la NBA: los Mavericks la lían

Comunidad Informativa