Comunidad Informativa
Deportes MLB

Kyrie Irving habló en la pista: 45+6+7 y triunfo en la prórroga



El Este tiene seis equipos de mucho nivel (en distintos grados: Bucks, Celtics, Sixers, Raptors, Heat y Pacers), un séptimo que lo sería (a pesar de su mala temporada) simplemente con el lesionado Kevin Durant activo… y un solar a partir de ahí en el que todo depende de la suerte, las rachas, las lesiones… los Magic acabarán casi por inercia en playoffs y los Pistons seguramente no lo harán porque les ha salido casi todo mal y no por ninguna otra razón demasiado sesuda. Esta noche, y en esa zona de rebajas de enero a partir del sexto puesto, los Nets ganaron en Detroit en la prórroga (111-121) y se asientan como octavos con su pobre 19-25. Están a un partido de los Magic, séptimos, y tienen ahora tres y medio de ventaja sobre los propios Pistons, décimos. Entre ellos, se cuela como noveno (parece increíble) a tres partidos de los playoffs Chicago Bulls, que aprovechó el duelo contra los pésimos Cavaliers (106-118) para colocarse con 18-30. Nadie a partir de esa séptima posición puede presumir demasiado, acabe el que acabe en playoffs.

El partido de Detroit, como mínimo, fue divertido. Los Pistons lo dominaron hasta el ecuador (55-42, 64-54…) de un tercer cuarto en el que Kyrie Irving anotó 17 puntos para poner a su equipo en situación óptima (100-104 a 1:38 del final) antes de un final loco en el que el propio Kyrie falló tres tiros, el último a falta de 10 segundos y tras un ataque sin mucho sentido, y Derrick Rose se llevó la última bola, aunque Spencer Dinwiddie cogió inicialmente el rebote de ataque, se cruzó la pista y anotó la canasta que forzó la prórroga a un segundo del final. Pero en el tiempo extra los puntos y las asistencias a Jarrett Allen de Kyrie (108-117 para amarrar el triunfo) amargaron definitivamente la noche a los locales, lanzados otra vez por Rose (27 puntos y 6 asistencias, 12 partidos seguidos con al menos 20 puntos) y con buena aportación de Andre Drummond (20 puntos, 21 rebotes) y Mykhailiuk (19 puntos, 5 rebotes).

En los Nets, Atkinson quitó la titularidad a Dinwiddie 32 partidos después y metió en el quinteto a Temple para que el primero pusiera punch anotador desde la segunda unidad junto a Caris LeVert. Movimientos en un equipo que está muy lejos de donde esperaba y en el que por fin, y después de más jaleos que juego, apareció el mejor Kyrie: 45 puntos, 6 rebotes, 7 asistencias, 15/30 en tiros, solo una pérdida… Allen acabó con 20 puntos, 15 rebotes y 4 tapones y Joe Harris con 16 puntos.

En Cleveland, los Bulls sacaron tajada del estado de descomposición de unos Cavs que han enlazado siete derrotas y 12 en 14 partidos. Un 7-30 en la segunda mitad del tercer cuarto mandó el partido de un 69-69 a un 76-99 obviamente definitivo. Zach LaVine, que sigue haciendo números para tratar de colarse en un All Star que además se jugará en Chicago, metió 44 puntos tras los 42 en el último duelo contra los Cavs. Si entonces se pasó el último cuarto anotando en plena remontada de su equipo, esta vez miró de reojo a sus estadísticas para tratar de sumar el primer triple-doble de su carrera: acabó con 10 rebotes y 8 asistencias. Los Bulls, con todo su teórico frontcourt titular lesionado (Otto Porter, Wendell Carter, Lauri Markkanen), contaron con 19 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias de Satoransky. En los Cavs, el juego sigue siendo demasiado deslabazado con un backcourt muy joven y en el que solo sumaron 3 asistencias entre Collin Sexton (18 puntos) y Darius Garland (13). Kevin Love acabó con 20 puntos y 11 rebotes y Cedi Osman con 18 y 6 asistencias.

Los Thunder siguen con su temporada de ensueño

Mientras, en el Oeste, los Thunder siguen sumando victorias que han dejado de sorprender… mientras los Wolves acumulan derrotas (nueve seguidas ahora)… que también han dejado de sorprender. Tras ganar en Minneapolis (104-113) es un 28-19 para los de OKC por el triste 15-31 de los Wolves, que soñaron a principio de temporada incluso con estar en playoffs pero marchan 15-31 con un triste 6-17 en su pista, el reverso del 13-10 a domicilio de unos Thunder que llevan cinco victorias seguidas fuera y están 12-3 entre diciembre y enero, y que ganaron esta vez sin Gallinari ni Noel y con Adams bajo mínimos.

Chris Paul anotó 25 puntos, con canastas importantes cada vez que los Wolves reaccionaban, y repartió 10 asistencias, mientras Schröder se fue a 26 puntos para poner la mitad de los puntos de banquillo de su equipo (52) y seis más que todos los reservas (20) de unos Wolves en los que Towns anotó 37 puntos, cogió 8 rebotes, repartió 6 asistencias y metió 4 triples, Wiggins sumó 22 puntos y Napier un triple-doble desde la dirección (10+10+13). Pero colectivamente los Wolves son incapaces de mantenerse los 48 minutos en los partidos. Esta vez se vieron en desventajas de 20 puntos (parcial de 24-39 en el tercer cuarto) y remaron hasta un 104-109 que solventó con sangre fría Chris Paul. Los Thunder van camino de meterse en playoffs holgados (siete partidos y medio sobre el noveno) a la espera de ver qué hace Sam Presti en el cierre de mercado, y los Wolves van… sinceramente, es imposible saber a dónde. Una pena, un año más.



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Lo que hace el aburrimiento: Trae Young se inventa un nuevo concurso de triples

El banquillo da el triunfo a los Bucks en el baño de masas parisino de Giannis

Mendy Electo al Pabellón de la Fama

A %d blogueros les gusta esto: