Comunidad Informativa
Deportes MLB

Gallinari neutraliza una nueva barbaridad de Zion Williamson



En Nueva Orleans se impuso el saber estar de la veteranía al la fuerza y el impulso de la juventud. Chris Paul (34 años) y sobre todo Danilo Gallinari (31) pudieron con la fuerza de la naturaleza que es Zion Williamson (19) y que con 8 puntos seguidos en la zona en el último cuarto dio la vuelta al marcador, puso la corriente del lado de los locales y amenazó seriamente con dejar tocados al rival. El rookie jugó su décimo partido en la NBA y consiguió su segundo seguido con más de 30 puntos (32). Ya lleva 221 en total, el tercer número 1 del draft con más puntos en sus diez primeros encuentros en los últimos 30 años. Sólo les superan Saquille O’Neal (238) y Allen Iverson (224).

Su dominio de la zona no deja de sorprender. verle en acción tiene algo hipnótico. Un chaval que aún no ha cumplido los 20 años, que no llega a los 2 metros de altura y que está rozando los 130 kilos de peso hace lo que quiere ante pívots de siete pies que llevan años fajándose en la NBA. La facilidad que tiene para levantarse del suelo una y otra vez hace pensar que algo no cuadra. Que ese cuerpo y esos movimientos no tienen nada en común. Luego vas a los datos y te das cuenta de que ya es el tercer jugador de la Liga con más puntos en la zona (y subiendo) y te tienes que rendir a la evidencia de que a veces pasan cosas fuera de lo normal. Y Zion es una de ellas.

Pero de momento solo con él los Pelicans no ganan todo. Y eso que estaban en una buena racha, habían ganado sus tres últimos partidos. No hubo tanta suerte en Oklahoma. Primero por ellos mismos, que tuvieron un día nefasto en la pérdidas. Cometieron 17, casi el doble que el rival (9), que se convirtieron en 24 puntos de los Thunder. Y segundo porque enfrente hubo un equipo muy serio con un quinteto titular (contaremos a Schroder como titular) capaz de hacerle frente a cualquiera. Cuando no es el alemán, es el joven Shai. Y cuando Chris Paul, un lujo para el juego de estos Thunder. El base dio anoche una de esas lecciones de lo que significa ser un base. 

Pero la verdadera estrella (“Ha sido la noche de Gallo, ha sido letal” decía el propio Paul) fue Danilo Gallinari. El italiano acabó con con 29 puntos, fallando sólo 6 de los 18 tiros que intentó. Pero es que metió 11 de esos tantos en el último cuarto, 9 casi seguidos después de un triple de Lonzo que puso el marcador 110-111, la última vez que los Pelicans estuvieron por delante. De ahí al 121-115 a 30 segundos del final con Gallinari dando por terminado el partido. Un duelo muy entretenido en el que hubo 22 cambios de liderazgo y 12 empates. Un duelo también con el que los Thunder logran su 15ª a domicilio en las últimas 18 salidas. Quizá la mejor explicación de por qué este equipo está sexto en la Conferencia Oeste.



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Bogdanovic coloca a los Blazers al borde del abismo

Identificadas seis víctimas más del accidente de Kobe Bryant

Continúa en el aire la temporada 2020 de las Grandes Ligas

%d bloggers like this: