Comunidad Informativa
Noticias

Chile: Mayoría opositora analiza acusación a Piñera


La mañana de este miércoles se realizó el sorteo de los cinco diputados que revisarán la acusación constitucional contra el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, presentada con la firma de 11 diputados del el Partido Comunista y el Frente Amplio por su presunta responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos durante la crisis social.

Los seleccionados para hacer parte de la comisión que revisará el libelo antes de presentarlo para su votación son la diputada Sofía Cid de Renovación Nacional, Gastón Von Mühlenbroc de la UDI, por el oficialismo; Boris Barrera del Partido Comunista, Daniel Verdessi de la Democracia Cristiana y Gastón Saavedra del Partido Socialista, del espectro opositor al gobierno.

Mientras la diputada comunista Carmen Hertz, una de las firmantes, dijo que Piñera “ha infringido claramente la Constitución y las leyes y así lo señalamos en un argumento sólido y responsable en esta acusación”, el jefe de bancada de Renovación Nacional, Jorge Rathgeb, aseveró que la iniciativa no tiene “ninguna viabilidad” porque “no se cumplen las causales”.

El desafío para los acusadores

Luis Bobadilla, Abogado, Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales y Director Departamento de Derecho Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Chile, dijo a Metro que “los que impulsan esta acusación no tienen los votos y esto no va a prosperar y simplemente los sectores más radicales del espectro político quieren básicamente forzar la situación política al extremo. Hay que recordar que los que están propiciando esta acusación constitucional son los mismos sectores políticos que no quisieron suscribir el acuerdo por la paz social y nueva constitución”.

Bobadilla explica que “En el fondo, ¿cuál es el desafío para los acusadores? Reunir todos los actos que consideren reprochables de la autoridad que quieren destituir y construir un relato en su acusación que trate de enmarcar esos actos reprochables dentro de los cargos que la constitución establece.

Recuerde que la Cámara de Diputados establece si a o no a lugar de los cargos que se les están fijando a la autoridad que se quiere destituir y el Senado decide con la mayoría absoluta de sus miembros en ejercicio si es culpable o no. Y lo crucial acá son los votos y es un juicio de carácter político. aunque es importante que la gente sepa que durante el desarrollo de estos juicios políticos se puede observar que tanto acusados como acusadores contratan servicios de abogados, porque tratan (esta es una jugada política, digamos) de trasladar el foco de atención de la opinión pública de lo político hacia lo jurídico. Entonces hay alegatos y se hacen unos escritos y deposiciones ante la cámara, pero la verdad es que este es un juicio político a pesar de que se le de una apariencia de legalidad.


¿De qué se trata?

El abogado Luis Bobadilla explica que “las acusaciones constitucionales son un juicio político que el congreso efectúa a ciertos funcionarios del Estado de Chile. Y este tiene dos etapas, la primera que se ve en la Cámara de Diputados y la segunda que se ve en el Senado. en la primera la Cámara discute en su conjunto si proceden o no los cargos de los que se le acusa a la persona que se quiere destituir. En el caso del Presidente de la República, los cargos son los siguientes: por actos de su administración que hayan comprometido el honor o la seguridad de la Nación, infringir abiertamente la Constitución y las Leyes. Las acusaciones contra el Presidente se pueden formular mientras esté en funciones, una cosa interesante es que si el presidente es acusado constitucionalmente en la cámara de diputados automáticamente queda sujeto a arraigo nacional y no puede abandonar el país. Así que sólo puede ausentarse de la República bajo acuerdo de la Cámara”.


P&R

Luis Bobadilla Luis Bobadilla Abogado, Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales y Director Departamento de Derecho Público de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Chile.

¿Cómo puede afectar esta acusación constitucional al Presidente Piñera?

–De momento, nada. Estamos en la primera parte en la Cámara, donde los acusadores que son 10 diputados presentaron un escrito que trata de fundar jurídicamente esta acusación diciendo que por determinados actos que el presidente verificó o ejecutó habría cometido alguna de las dos causales que dije. Estos votan en el pleno de la Cámara de Diputados y esta aprueba o rechaza los cargos por mayoría absoluta de los miembros. Lo importante es que mientras estemos en esta fase simplemente se tiene que decidir si los cargos proceden o no. Esto puede morir en la Cámara porque finalmente lo que la gente tiene que tener claro que esta acusación no es de carácter jurídico, es un juicio político y lo que importa es si usted tiene los votos. Incluso usted podría sostener un juicio político basado en mentiras, pero si usted tiene los votos destituye a la persona.

¿Estas acusaciones pueden ser usadas para replicar acciones como estas en cortes internacionales o de otros países?

–No, porque esto es un juicio político. En el mundo jurídico, cuando usted verifica una serie de actos que son reñidos con el reglamento jurídico, usted tiene que responder ante el reglamento jurídico. Eso se llama responsabilidad. Hay distintos tipos de responsabilidad en el ordenamiento jurídico, está la política, la civil, penal. Entonces este juicio político no es antecedente útil para cualquier tipo de acción en el extranjero. Esto tiene sólo el propósito de destituir a la autoridad acusada y también tiene aparejada otra sanción que es inhabilidad para desempeñar cargos públicos por un plazo de 5 años. Nada más.

¿Podría aparecer un personaje como lo fue el juez Garzón con Pinochet en 1998?

–Siempre puede haber alguien lo suficientemente creativo como para intentarlo. Yo la verdad es que no creo que ocurra eso, no por lo menos en base a esta acusación porque no tiene nada que ver con la percepción penal. Los delitos de lesa humanidad están circunscritos dentro del ámbito penal y la acusación constitucional no tiene que ver con lo penal. Generalmente cuando jueces como Garzón, que afortunadamente ya no está en el poder judicial, han podido dictar estas órdenes de detención y abrir juicios por crímenes de lesa humanidad, generalmente cuando dentro de contextos dictatoriales, que no es lo que está sucediendo en Chile, se han violado los derechos humanos de ciudadanos de la nacionalidad de los jueces… ahora, y si bien en el mundo de los derechos humanos hay una postura digamos doctrinaria y si lo queremos jurisprudencial de que los derechos humanos dan acción universal para perseguirlos, en la práctica no es muy común. La verdad que un tipo de acción de ese tipo sería muy difícil de sostener por un juicio político.

Pablo Cavada | MWN


 





Fuente

Publicaciones Relacionadas

Hoy Digital – Comipol dice llega 2 millones asistencias en carreteras y autopistas en siete años

Comunidad Informativa

Hoy Digital – Carolina Mejía desea un 2020 con un sentimiento renovado

Comunidad Informativa

In Kogonada’s ‘Columbus Modern Architecture

Comunidad Informativa