Comunidad Informativa
Música

Johnny Ventura celebra más de 60 años de sintonía con el público




Pocos artistas tienen la fortuna de recibir una ovación del público con tan solo pisar el escenario sin pronunciar una nota musical. El veterano cantante Johnny Ventura es uno de ellos.

El “Caballo Mayor” lleva más de 60 años recibiendo el favor de la audiencia en una relación que para él se ha convertido en simbiótica. Ventura de 79 años, necesita del público para seguir activo con su estilo irrepetible y la audiencia requiere de su música para bailar y vivir la alegría que contagia a través de sus ritmos. Solo quien goza de la empatía del público puede seguir en los escenarios y el cantante puede dar fe de ello al mantenerse realizando presentaciones en y fuera de su tierra. 

“Los años en la música los repaso tratando de no hacer cronología porque entonces se pierden en la médula del tiempo. Lo que sí trato de hacer es tener una sintonía con lo que la gente siente, trato con la música tocar la fibra de nuevo de la gente. Eso solamente se logra con la empatía que existe entre la memoria gráfica de la gente y la música de su época. Cuando escuchas una canción inmediatamente te remontas a una época. Me debo al amor de la gente. Es increíble como todavía entró al escenario y la gente me ama sin ni siquiera empezar a cantar. El estar activo en la música se lo debo a la gente y a la música que me transforma para estar y sentirme vivo”, aseguró Ventura quien se encuentra de visita en la isla para invitar al público a formar parte de su concierto el próximo domingo,  10 de noviembre en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

La voz de “Pitaste” no estará solo en el espectáculo que será un banquete musical para el bailador. El Gran Combo de Puerto Rico, el Conjunto Quisqueya, Milly Quezada y Grupomanía compartirán tarima con la orquesta de Ventura y honrarán la trayectoria del veterano músico dominicano.



“Vamos a bailar y mucho. Vamos a enseñarles todo lo que queda del viejito. Imagina uno de mis invitados es El Gran Combo de Puerto Rico. Soy fan número uno de ellos. Voy a bailar como tú no te imaginas. Va Grupomanía que llevan tiempo pero es de la nueva camada de merengueros, también van unos viejitos que vienen con el mismito sabor: el Conjunto Quisqueya. A ellos le debemos el arraigo del merengue en Puerto Rico y claro viene la reina que es Milly Quezada. Estoy feliz de sentir el amor y el cariño de la gente. Contar con ese respaldo. Como único puedo pagar ese cariño es haciendo buena música y estar con mis amigos” sostuvo la voz de “Patacón pisao”.

Ventura compartió que le es imposible saber el número exacto de las veces que ha alternado con la orquesta liderada por Rafael Ithier.

Recordó que la primera vez que se cruzó con Ithier en un escenario fue cuando todavía el músico formaba parte de Cortijo y su combo. El encuentro con Ithier y los fenecidos Rafael Cortijo e Ismael Rivera fue en el establecimiento El Moderno en la República Dominicana. Luego al crearse El Gran Combo de Puerto Rico, los mulatos viajaron en el 1964 a Santo Domingo y se dio el primer debate entre salseros y merengueros ante una multitud de gente. A partir de ese encuentro la historia los ha llevado a múltiples destinos alrededor del mundo y a entablar una estrecha amistad.

Para el veterano cantante su éxito en la música lo atribuye al estilo revolucionario que le impartió al género del merengue en la década del 60.

Según narró los grupos de merengue existentes en República Dominicana mantenían un concepto formal en su vestimenta y las presentaciones estaban ausentes de bailes y coreografías. El músico que es padre de siete hijos, tiene 17 nietos y 4 bisnietos fue intrépido en aquella época cuando incorporó su experiencia como bailador de twist, creó dinámicas coreografías e impulsó que los saxofonistas tuvieran mayor presencia escénica. 

“Las Big Bang en mi país República Dominicana no tenían coreografía y a mí se me antojaba que una música muy alegre le faltaba algo, le faltaba el alma. Pensaba que quién lo esté interpretando también debía demostrar que se la está disfrutando. En aquel tiempo era muy formal, la ropa era traje negro y todos entendíamos que había que ponerle colores. Todas esas cosas vinieron para suerte mía en la misma época. Además estaba Cortijo que ya había roto unos esquemas para mi suerte y había demostrado que se podían hacer más cosas en tarimas. Venía  de ser bailador de twist y decidí  imprimirle esa fuerza al merengue los bailes. Se me hizo fácil ya que era bailarín”, afirmó el merenguero que contempló en el 2004 retirarse por problemas de salud en su espalda y que gracias a un médico dominicano radicado en Estados Unidos pudo aliviar su condición. 

Sobre el acercamiento de las nuevas generaciones al merengue, el artista reconoció que ante el desplazamiento del género por nuevos ritmos, métodos de trabajo y la era digital se requiere “del empoderamiento de todos los merengueros para avivar el género”. 





Fuente

Publicaciones Relacionadas

Rosalía, Alejandro Fernández y Maluma se presentarán en “Se agradece”

Comunidad Informativa

Daddy Yankee se prepara para sus conciertos en el Coliseo de Puerto Rico

Comunidad Informativa

Julito Alvarado presenta a los nuevos talentos del jazz

Comunidad Informativa
A %d blogueros les gusta esto: