Comunidad Informativa
Interes

El sistema sanitario es parte de la lucha contra la violencia de género


El sistema sanitario puede ser parte de la solución

En la lucha contra la violencia de género no caben equidistancias, desgraciadamente en los parlamentos nacidos de las nuevas elecciones donde la ultraderecha se ha enseñoreado del discurso conservador se está viendo.  Por tanto, el sistema sanitario puede formar parte de la solución o bien agravar este problema de salud pública.

El sistema sanitario debe ser un espacio seguro y libre de violencia de género. Debe estar al servicio de la lucha contra la violencia machista y adoptar medidas para la detección precoz, prevención y respuesta adecuada ante las consecuencias que tiene sobre la salud de las mujeres. Su papel es clave en la prevención y respuesta porque es el servicio público más cercano y  con el que más mujeres tienen contacto en sus vidas.

A través de la atención primaria con la adecuada formación de sus profesionales y estableciendo un cribado universal de violencia de género se puede detectar la violencia de manera precoz antes de que alcance niveles de mayor gravedad, reduciendo sus consecuencias y sufrimiento. Con ello se consigue aflorar la bolsa oculta de maltrato identificando agresiones físicas, sexuales y psicológicas sin gravedad médica suficiente para acudir en la puerta de urgencias  y orientar a las mujeres de manera temprana hacia los circuitos oportunos para la salida de la situación de violencia. También en este primer escalón asistencial se  puede prevenir el  suicidio,  actuar frente  a adicciones y problemas de salud mental en el contexto de la violencia machista.

Siempre debemos recordar que la violencia machista es un problema de salud pública, pero su origen no es ningún patógeno, sino la desigualdad y el machismo. Se asesta  sobre las mujeres por el mero hecho de serlo, por ser consideradas por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

En realidad estamos ante un déficit democrático, un déficit en la ciudadanía de las mujeres que se manifiesta en todas las esferas de la vida, siendo la salud uno de las más graves y urgentes a corregir.   



Fuente

Publicaciones Relacionadas

Este pez es la evidencia más antigua del origen de la mano humana

Excursiones virtuales para viajar por el mundo desde el sofá

¿Qué es un ‘Battle Royale’?

A %d blogueros les gusta esto: