Comunidad Informativa
Entretenimiento

¡En 2019, el merengue y la bachata se coronaron con honores!


Para los hijos e hijas de esta patria ubicada en el mismo trayecto del sol; el merengue y la bachata son los dos géneros musicales que definen nuestra historia e idiosincrasia.

bachata

En el caso específico del merengue, durante poco más de un siglo nos ha acompañado en los episodios más trascendentales. Por eso, como expliqué en el reportaje publicado en noviembre de 2018, el cual titulé “El merengue, auténtica expresión de nuestra dominicanidad”, “esta danza folklórica que se difundió ampliamente en el territorio nacional, es la expresión de una nación que le sonríe a la vida, pero que también canta y llora sus penas con el sonido de música autóctona”.

No todo ha sido color de rosa en este largo transitar, porque en sus inicios este ritmo que hoy pone a bailar el mundo, fue repudiado por sectores aristocráticos que diferían en la manera bailarlo, por sus letras picarescas y de doble sentido; también por su vinculación con los preocupaciones sociales. Por estas razones, el ritmo enfrentó una campaña de descrédito tan fuerte que provocó que intelectuales de la época pidieran la deportación de sus exponentes.

La aceptación del tema “Compadre Pedro Juan”, de Julio Alberto Hernández cambió  esta percepción pues al día de hoy, nuestra música bandera es reconocida dentro y fuera de nuestra latitud geográfica.

bachata

Pasaron los años y llegó el momento de recibir honores. Mediante el decreto número 619-05, el 11 de noviembre de 2005, se institucionalizó el 26 de noviembre como “Día Nacional del Merengue”, en honor a que en esa misma fecha, pero en 1854, por primera vez publicada la palabra “merengue” en el periódico “El Oasis”.

La lista de los merengueros que nos legaron su impronta en el merengue son muchos, entre ellos: Luis Alberti, Guandulito, Rafael Solano, Joseito Mateo, Vinicio Franco, Félix del Rosario, Alberto Beltrán, Frank Cruz, Tatico Henríquez y Casandra Damirón.

Otros merengueros que continúan escribiendo la historia de nuestra música con sus canciones son: Cuco Valoy, Juan Luis Guerra, Milly Quezada, Fernando Villalona, Wilfrido Vargas, Eddy Herrera, Héctor Acosta (El Torito), Sergio Vargas, Los Hermanos Rosario, Eddy Herrera, Miriam Cruz, Rubby Pérez, Ramón Orlando, José Peña Suazo, Gabriel, Manny Cruz y Johnny Ventura, quien sabiamente popularizó la frase “merenguero hasta la tambora”.

Por cada uno de estos meritos y a lo que se suma la riqueza sonora de sus instrumentos, en noviembre de 2016, la Unesco lo declaró “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”. Y en mayo de 2018, la Organización de los Estados Americanos (OEA) distinguió nuestro ritmo con el premio “Patrimonio Cultural de las Américas” por considerar merengue como “Expresión cultural del continente”.

De manera muy especial, en este año 2019 que casi despedimos, el merengue nos llena de orgullo porque gracias a la iniciativa del productor Alberto Zayas logramos establecer el récord Guinness de 422 parejas bailando nuestro ritmo de forma uniformada y sincronizada.

La noche de ese domingo 3 de noviembre, a ritmo de “El merengón”, tema que popularizó el fenecido Joseito Mateo, estas parejas de bailarines conquistaron el récord que Rusia tenía desde 2013 y le regalaron al país uno de los momentos más emocionantes de este 2019. La emoción de esa noche fue tan alta que recordar esa hazaña, aún me eriza la piel.

El patrimonio de la bachata y su icónico baile

La bachata también nació de las entrañas de nuestro pueblo que ríe y llora sus penas. Junto a este ritmo que apareció el 30 de mayo de 1962, cuando José Manuel Calderón grabó la canción “Borracho de amor y condena”, en los estudios de Radiotelevisión Dominicana la cual volví a escuchar en Youtube mientras escribía estas líneas.

No cabe dudas, la bachata tiene muy buena aceptación y proyección a nivel local gracias a muchos exponentes que han hecho de esta música su proyecto de vida. Conscientes de esta realizada, la Cámara de Diputados aprobó una resolución mediante la cual reconoció a José Manuel Calderón y a Anthony Santos como “Embajadores de la música popular dominicana”, por los aportes que ambos han realizado al “género del amargue”.

Su trascendencia forma parte de un legado cultural que desde el miércoles 11 de este diciembre, le pertenece a la humanidad. Así quedó designada en la reunión de la Unesco que se llevó a cabo en Bogotá, a la que asistió José Antonio Rodríguez, embajador dominicano ante este organismo internacional. También, estuvo presente Vicente García, quien desde hace años reside en ese país sudamericano.

Al conocer la noticia, Juan Luis Guerra escribió en su cuenta de Instagram el siguiente mensaje ¡“Celebrando la declaración de la Unesco de la Bachata como patrimonio de la humanidad! ¡Cantando bachata! Una frase muy similar nos respondió cuando lo entrevistamos en mayo previo a la salida al mercado de su producción “Literal”.

Esta felicidad también fue compartirá por el ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, quien en una rueda de prensa afirmó que la inclusión de la bachata, música y baile, en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Organización de la Unesco “es un hecho histórico que constituye un reconocimiento a la riqueza cultural del país y a la labor que desarrolla la Cancillería bajo los lineamientos de política exterior del presidente Danilo Medina”.

“Este género, surgido de la fusión del bolero con otros ritmos afroantillanos, como el son cubano, el chachachá y el merengue, representa la perfecta mezcla de armonías que nos define a la perfección como dominicanos”, afirmó Miguel Vargas.

El canciller dijo que cultura es el alma de un país, siendo la música una vía idónea para expresarla. “La bachata tiene vida y sentimientos, convirtiéndose en una auténtica expresión de nuestro pueblo”.

Felicitó a los músicos, intérpretes y compositores del ritmo presentes en la actividad, entre ellos a Luis Segura, José Manuel Calderón, Linar Espinal (El Chaval de la Bachata), Kiko Rodríguez,  Raulín Rodríguez, Víctor Víctor, Félix D’Oleo y Frank Reyes: “Ustedes son los verdaderos artífices y responsables de que hoy la bachata dominicana este glorificada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.

Asimismo, reconoció los esfuerzos del embajador dominicano ante la Unesco, José Antonio Rodríguez, y su equipo, para que el pasado 11 de diciembre se materializara este logro. Afirmó que con anterioridad, el merengue, los Congos de Villa Mella y los Guloyas de San Pedro de Macorís recibieron igual distinción de la Unesco.

José Antonio Rodríguez al hablarle a los presentes lo hizo de una manera muy creativa. Leyó una carta dedicada a sus nietas Sofía y Rosalía para que sepan que cuando sean grandes deben sentirse orgullosas de su nacionalidad.

Agradeció a quienes hicieron posibles hacer realidad esta buena noticia con estas palabras.  “¡Misión cumplida, el merengue necesitaba su novia y ya tiene la bachata!”, “Solo nuestra cultura nos hace únicos en el mundo”.

La carta a sus nietas finalizó con un deseo muy especial para el pueblo dominicano, que todos pasen una ¡Feliz bachatera Navidad!

Milly Quezada también celebra estos honores

Milly Quezada en el concierto “Fin de año por adelantado”, que celebró el pasado viernes 27 de diciembre, afirmó que está orgullosa de celebrar que dos ritmos autóctonos de nuestro país ya son patrimonios de la humanidad.  Esa noche interpretó un tema de Luis Segura “El Añoñaito”.


El siguiente paso es establecer “El día nacional de la bachata”

Para el productor Alberto Zayas, quien en las redes sociales dinamizó la campaña “Un sí por la bachata”, afirmó que tras alcanzar la designación de la Unesco en la XIV sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, el siguiente paso es establecer “El día nacional de la bachata”.
“Cada dominicano debemos sentirnos orgullosos de que nuestra bachata sea reconocida por la Unesco como ‘Patrimonio inmaterial cultural de la humanidad’, ha sido un proceso un tanto largo, pero lo logramos y fue gracias a la visión  y determinación de mucha gente que siempre hemos pensado en lo nuestro”.

Haber sido parte de la comisión encabezada por nuestro embajador ante la Unesco para que se lograra este hito, me enorgullece mucho. “Es un legado cultural que desde ya dejamos y así será para toda la vida”.

Otros artistas que se unieron a esta campaña digital fueron Juan Luis Guerra, Alexandra, Kiko Rodríguez, quien reseñó “Yo, Kiko Rodríguez quiero #UnSíPorLaBachata porque es una música que todo un pueblo ama y disfruta”.

Sin duda, así quedó demostrado en los 15 conciertos que protagonizó Romeo Santos en igual cantidad de provincias del país con “La gira del pueblo”, respaldada por Grupo de Medios Telemicro.


 





Fuente

Publicaciones Relacionadas

Con merengue “Llegó Navidad”, Ray Polanco vuelve al ruedo

Comunidad Informativa

Una vida dedicada al periodismo. Manuel Quiterio Cedeño, máximo ganador del Premio Epifanio Lantigua

Comunidad Informativa

El humor de Cuquín Victoria hoy lunes en Meridian

Comunidad Informativa